¿Qué es formalizar una Relación de Noviazgo?

¿Qué es formalizar una Relación de Noviazgo?

Se podría decir que un noviazgo cristiano es una de las relaciones más difíciles de llevar actualmente, por los principios bíblicos que deben seguir los integrantes de la relación, los cuales se han ido perdiendo con el paso de los años.

Aunque, la forma de llevar una relación amorosa de los cristianos implica que sus noviazgos son, y posiblemente siempre serán, uno de los romances más puros de la sociedad.

Es debido a que los noviazgos en el que se implican los cristianos tienen un objetivo tan claro, y tan importante para la vida de la pareja, que necesitan cumplirse ciertas condiciones muy importantes para poder formalizar una relación estable, tales como la aprobación de los padres, que ambos compartan la misma religión, haber sido amigos por un largo tiempo, etc.

Aunque no exista una edad definida para iniciar un noviazgo, distintos administradores de la Iglesia cristiana alrededor del mundo consideran que una edad óptima son los 17 años, pero puede que esta relación puede iniciarse antes si ambas personas tienen cierto grado de responsabilidad.

¿Qué es la exclusividad en el noviazgo?

En la Biblia no se encuentra ningún versículo que describa explícitamente un noviazgo, aún así, ya que la relación es un simple medio para poder llegar al matrimonio, se pueden aplicar las mismas reglas que este.

Además, cuando dos personas deciden iniciar un noviazgo de manera oficial, esto significa que ninguno de los involucrados puede intentar tener una relación de la misma índole con otra persona.

Si uno de los 2 engañe a la otra persona, esto sería considerado como una infidelidad, uno de los mayores pecados descritos en la Biblia, esto debido a que se puede comparar a la relación que existe entre la Iglesia y Dios, y faltar a una es lo mismo que faltar ante el mismo Dios (Efesios 5:22-26 y Ro 3:23).

De hecho, la simple codicia por tener a una mujer, incluso sin que esta lo sepa, teniendo ya una pareja es un pecado, siendo un equivalente a una infidelidad que falta en la exclusividad de un noviazgo (Mateo 5:27-28).

¿Cuál es el tiempo adecuado para formalizar una relación?

Puede que la edad en la cual se inicie el primer noviazgo sean 17 o 16 años, pero lo cierto es que, mientras los padres determinen que tienen una madurez mental adecuada, lo mejor es que los noviazgos cristianos se inicien a una edad temprana y la pareja puede tardar más tiempo en conocerse antes de formalizar una relación.

Como ya hemos dicho, uno de los puntos más importantes antes de iniciar un noviazgo es ser amigos, una decisión que sea de mutuo acuerdo, para decidir si ambos sienten una atracción que consideran va más allá de lo físico.

Por lo que los mismos integrantes del posible noviazgo deberían poner un tiempo de, por lo menos, un año y ver si después de ese tiempo sienten el mismo sentimiento por el otro, sin hacer ninguna insinuación que vaya más allá de la amistad.

Al pasar el tiempo determinado, si las personas aun tienen los mismos sentimientos iniciales entonces pueden empezar a conocerse en un aspecto más romántico, con el apoyo de los padres y amigos, para ver si no existe un sentimiento de incomodidad que perdure.

Unos 6 meses serían el tiempo justo para empezar a hacer una salidas románticas y empezar a barajar las posibilidades del matrimonio, si no existe ningún sentimiento negativo, es en ese punto en que la pareja debe formalizar su relación.

Por lo que se podría decir, que se necesita un tiempo mínimo de 2 años antes de poder iniciar un noviazgo formal y que sea completamente aceptado, aunque puede tardar más o menos tiempo si la pareja lo considera justo, aunque lo más recomendado es que siempre dure más tiempo.

¿Qué quiere decir que estas saliendo con alguien?

Existe una gran diferencia entre «salir con alguien» y tener una relación de noviazgo. Una persona que sale con otra, en el cristianismo, significa que van a citas en grupo y tratan de conocerse más en un aspecto romántico, todo con el conocimiento de sus padres.

Aún así, cuando una persona solo está saliendo con alguien, no cuenta con un verdadero sentido de exclusividad por lo que no necesitan tomarse en cuenta para decisiones importantes, ni existe una verdadera obligación de compartir en eventos, pero tampoco puede salir con nadie más.

Claro que, salir con alguien no implica que no puedan hacer oraciones por el otro, buscar asesoría divina sobre si su relación va por buen camino.

Solo cuando ya existe un noviazgo formal acordado por la pareja, estos pueden intentar tener decisiones más serias y están en la obligación de acompañarse a eventos que lo requieran, al mismo tiempo que planean un futuro juntos.

¿Por qué es importante formalizar una relación de noviazgo?

Puede que el término noviazgo no sea algo que aparezca en la Biblia, siendo algo más moderno, pero esto no implica que carezca de valor.

Los noviazgos se hicieron para que las parejas puedan aprovechar el extenso tiempo de vida que las personas desarrollaron, en comparación a los tiempos en los que vivió Jesucristo, para conocerse mejor y saber si han sido elegidos para estar juntos por la Voluntad de Dios.

Pero, también, la formalización de los noviazgos permite que ambas partes puedan incluir a sus seres queridos en su relación y puedan empezar a conocer mejor, además de ser un primer paso para la vida de casados que, se supone, quieren lograr.

Debido a que el divorcio es considerado como un pecado por romper los lazos que debían atar de por vida a la pareja (Lucas 16:18), se puede decir que realizar todos los pasos de una relación de noviazgo con calma son una buena forma de evitar que pase esto.

Cabe aclarar, un error común de una pareja es dejar de poner a Dios en primer lugar, cuando Él debe ser el ser más importante en su vida, el principal  y lo que más amen (Mt 22:37-38).

¿Cómo se puede formalizar una relación de noviazgo de forma adecuada?

Un cristiano puede sentir una atracción física de la misma forma que puede sentir una atracción emocional, por lo que es su trabajo saber diferenciar estos sentimientos.

Algo que una persona nunca puede hacer es precipitarse y decir que siente amor desde un primer momento, incluso si más tarde se demuestra que su pareja fue elegida por la misma Voluntad de Dios.

Sólo cuando confirmen que ese sentimiento no desaparece incluso al pasar los meses siendo amigos, pueden aventurarse a intentar iniciar una relación, aunque este sentimiento también puede surgir con amigo que ya han conocido desde antes.

Pero, lo más importante para que se pueda iniciar una relación de noviazgo, o al menos salir juntos como más que amigos, es que ambos tengan el mismo sentimiento, en caso contrario lo mejor será olvidar a la persona.

En el caso de que un noviazgo sea algo que busquen de igual forma los dos, deben empezar a tener una buena comunicación en la que transmiten sus dudas y sus esperanzas sobre el futuro, siempre manteniendo respeto.

Cuando los individuos no se sientan preparados o desconocen cómo intentar formalizar una relación, estos pueden pedir asesoría de uno de los administradores de la Iglesia, que les dirá cómo tener un noviazgo adecuado desde el punto de vista de Dios e incluso comunicarles si están destinados a estar juntos.

¿Es necesario formalizar una relación de noviazgo para contraer matrimonio?

En el pasado, durante los tiempos de vida de Jesus, la expectativa de vida era mucho más reducida hoy en día y se desconocía un futuro, motivo por el cual no llegaban a existir los noviazgos y las personas se casaban si estos querían, caso de María y José.

Sin embargo, a excepción de ciertos casos, muchas de estas parejas vivían en discordia, sobre todo en los matrimonios arreglados en los cuales ni siquiera se conocían los integrantes de la relación, y se veían en la obligación de seguir adelante en su relación por miedo a pecar.

Son estos los motivos por los cuales los cristianos alaban tanto su término de noviazgo y lo promueven a todos sus compañeros, ya que quieren evitar que sean infelices.

Claro que, aún hoy en día existen matrimonios arreglados y no es algo verdaderamente necesario formalizar una relación de noviazgo, por lo que iniciar o no una relación formal es una decisión de cada uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *