¿Qué dice la Palabra de Dios sobre el enamoramiento?

¿Qué dice la Palabra de Dios sobre el enamoramiento?

La descripción oficial que se le da a un enamoramiento en la actualidad explica que este es un sentimiento que sucede cuando una persona se siente atraída por otra de una forma íntima.

A diferencia de una simple atracción física hacia el cuerpo de una persona, un enamoramiento surge cuando alguien se ve atraído por la personalidad de alguien, cosas como su comportamiento, el gusto que tengan o incluso un pequeño tic que les llame la atención.

Aunque, la biblia no describe explícitamente que es un enamoramiento, si se pueden encontrar una idea de cómo describe Dios este sentimiento.

El amor tiene que ser algo que surja de una persona de forma honesta, sin mentiras o fingimiento sobre ser algo que no es, (Romanos 12:9) entonces se puede decir que un enamoramiento sirve como un preludio para empezar un noviazgo con el tiempo.

Además, cuando Dios elige una pareja para que sean uno solo por el resto de sus vidas, lo hace de una forma que ellos se sientan cómodos y felices juntos, así que sentir un enamoramiento podría ser un fiel indicativo que se ha encontrado esta pareja designada.

¿Qué es el enamoramiento en la religión?

No importa el género de una persona o la edad que tenga, todos los seres humanos van a enamorarse en algún punto de su vida, independientemente de que esto culmine en un noviazgo o no.

Las personas que han sentido un enamoramiento se vuelven más cercanas a Dios, debido a que Él es un puro amor, (1 Jn 4:16) por lo que los que afirman que nunca se han enamorado estarían admitiendo que no tienen una relación con Dios.

Ya que un enamoramiento en el cristianismo se centra en un aspecto personal en el cual dos personas puedan compaginar, entonces este es un sentimiento que ayuda a las personas a identificar si su noviazgo podrá culminar en un matrimonio.

De hecho, si una persona decide rehacer su vida con una nueva persona luego de la muerte de su cónyuge, un derecho al que todos deberían optar para darle alegría a su difunta pareja luego de su muerte (Canon 1141), enamorarse puede ser un buen indicativo de saber si se está preparado para iniciar un nuevo noviazgo.

Cabe aclarar que, a diferencia de cuando una persona tiene amor por alguien, un enamoramiento no siempre es algo recíproco y puede acabar en una obsesión, así que nunca hay que confundir estos sentimientos.

¿Qué dice la biblia sobre el amor no correspondido?

Dios creó a la mujer para que los hombres no estén solos y tengan una persona a la que les puedan brindar un amor condicional y recíproco (Génesis 2:18).

Claro está, no significa que cualquier mujer sea adecuada para un hombre, y viceversa, ya que una pareja siempre será decidida por Dios con anterioridad desde el Cielo, por lo cualquier otra relación que estos individuos lleguen a tener terminará en un rotundo fracaso.

Aún así, esto no es algo que impida que alguien se pueda sentir atraída, ya sea física o emocionalmente, por una persona diferente a su «pareja ideal», pero algo que nunca deberían hacer es llevar a extremos los intentos para que funcione un noviazgo, hasta el punto de ir en contra de la voluntad de la otra persona.

Esta clase de obsesión es algo que puede dañar gravemente no solo a los involucrados sino también a la misma relación de una persona con Dios (2° Samuel 12:15-23).

De hecho, cuando un enamoramiento pasa a tener las características de una obsesión, el amor deja de estar involucrado y el sentimiento solo es guiado por un placer desmedido, después de todo el amor no tiene envidia, no se jacta de nada y es algo benigno (1 Corintios 13:4).

¿Qué dice la biblia sobre extrañar a alguien?

Cuando una persona extraña a alguien que conoció significa que ambos desarrollaron una relación, que no exclusivamente debe ser amorosa, tan fuerte que desean revivir antiguos recuerdos o crear nuevos.

Sin importar los motivos que se den para que una persona extrañe a alguien de manera intensa, estos no deben dejarse guiar únicamente por la tristeza que los invada.

Dios siempre estará con sus creyentes, ayudándolos y respaldándolos con su poder para sobrellevar la situación hasta que puedan encontrarse nuevamente con sus seres queridos, en esta vida o la siguiente (Isaías 41:10).

Así que, la persona que se extrañe sea alguien que ya ha haya fallecido, aunque sus allegados tengan el derecho a sentirse tristes, no deben pensar que no podrán verlos, ya que todos los cristianos que sean creyentes de la palabra de Dios nunca morirán en alma, aunque su cuerpo ya no sirva, y pueden proyectarse a través de la misma presencia de Él (Juan 11:25-26).

¿Existen restricciones para enamorarse?

Como el enamoramiento es un indicativo con el cual una persona puede considerar iniciar un noviazgo con alguien, existen ciertos casos en los cuales experimentar este sentimiento es castigado por la Iglesia, según lo escrito en la biblia, casos como:

Al momento de tener una pareja

Es algo obvio para cualquiera que ha leído la Biblia, pero igual es necesario dejar en claro que el catecismo condena el adulterio y todos sus derivados.

El hecho de estar en un noviazgo no significa que una persona deba verse obligada a casarse con su pareja, pero si una persona se enamora de alguien que no es su pareja deberá terminar con esta e intentar algo con su enamorado

A pesar que esto se pueda ver como algo mal visto por algunos, lo cierto es que, es muy probable que si un caso así se llegara a dar esa persona sería la pareja que ha sido elegida por Dios.

Cabe aclarar, si planea terminar un noviazgo, lo mejor será hacerlo con cuidado para que nadie salga lastimado, pero cerrando completamente todas las posibilidades de volver y dar a entender que todo es para seguir la Voluntad de Dios (Jn 1:12-13).

Que una persona esté casada

Si bien no está mal terminar un noviazgo por considerar que la relación no funciona, la biblia nos deja más que claro que el divorcio es completamente inaceptable bajo cualquier condición, siendo la única excepción si la otra persona comete una infidelidad (Mateo 5:32).

Aunque muchos consideren que para cometer adulterio se necesita llegar a lo físico, lo cierto es que alguien que simplemente haya mirado a una mujer para codiciarla ya ha cometido adulterio en su corazón (Génesis 3:6)

De la misma forma, si una persona que está soltera se enamora de alguien casado estaría cometiendo un pecado, esto por codiciar las bendiciones dadas al prójimo (Éxodo 20:17).

Estar enamorado de un niño/niña

En la actualidad, la pedofilia es una de las practicas criminales más condenadas por la sociedad, y si bien la Biblia no dice explícitamente que esta es una conducta inadecuada, hay versículos que desaprueban estos actos.

Jesucristo dijo que nadie debería despreciar a los pequeños de ninguna forma (Mateo 18:10), lo cual aplica a, prácticamente, cualquier tipo de salida que pueden hacer las parejas cristianas normales.

Por lo que se puede decir que bajo ningún caso hay que someter a los niños en un noviazgo, ni siquiera entre ellos mismo, por ser muy jóvenes para poder hacer algún plan matrimonial futuro como una pareja, que es el principal motivo para tener una pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *