¿ Qué¿Que dice la Biblia sobre la Infidelidad?

¿ Que dice la biblia sobre las Relaciones Sexuales en el Noviazgo ?

El noviazgo, en el cristianismo, es una relación de dos personas que se va desarrollando poco a poco para que ambas partes puedan conocerse y saber con totalidad si son compatibles para pasar el resto de sus vidas juntos en el matrimonio y no estén solos (Génesis 2:18).

Entonces, a medida que el noviazgo se va desarrollando, la intimidad de la pareja debería incrementar también, sin embargo, esto no implica que se deben romper los límites establecidos por sus padres y lo escrito en la Biblia.

Cosas como salir sin permiso, estar solos en una habitación, ignorarse, son actos que son muy mal vistos por la Iglesia y auguran una relación fallida, pero, sin duda, uno de los peores actos que se pueden hacer es tener relaciones sexuales sin estar casados.

El sexo fue algo creado por Dios con la intención de que Adam y Eva pudieran multiplicarse y llenar la tierra de vida (Génesis 1:28), entonces, combinado a la condena de la fornicación (1 Corintios 6:18) nos dice que las únicas personas que deben tener relaciones sexuales son aquellas que se encuentran en un matrimonio.

¿Qué dice la biblia sobre las relaciones sexuales en el noviazgo?

Ante todo, es necesario dejar claro que la biblia no menciona en ningún momento la palabra «noviazgo« entre sus páginas, por lo que se puede decir que este es un acto moderno.

Aún así, la Iglesia promueve los noviazgos para que sus creyentes puedan contraer nupcias con una persona que amen, utilizando varias de las bases matrimoniales que se pueden encontrar en la biblia, como lo es tener un gran respeto mutuo (Romanos 13:8).

Pero, en el caso de las relaciones sexuales durante los noviazgos, estos se siguen manteniendo como un acto prohibido, ya que esta relación tiene la finalidad de unir dos cuerpos en uno solo para que duren para siempre (Marcos 10:6-12).

Por lo que, cualquier intento de una pareja de satisfacer el placer sexual sin ser novios, será tratada como una fornicación por la Iglesia, incluso si actualmente esto es algo muy común entre las parejas, los verdaderos cristianos deben ser regios a sus principios a toda costa (Colosenses 3:5).

Sin importar cual sea el caso, ya sea si la pareja terminó casándose posteriormente, están haciendo los planes para la boda, o si fueron víctimas de un agente externo como el alcohol, la fornicación es un pecado, y la única forma de librarse de un castigo es demostrarse arrepentido y pedir perdón a Dios.

¿Qué pasa si una persona es forzada a tener relaciones sexuales contra su voluntad durante el noviago?

Para que un noviazgo resulte y la pareja no caiga en la tentación carnal se necesita del esfuerzo de ambas parte para hacerlo, de lo contrario la relación no funcionará y deberán verse forzados a terminar.

Desgraciadamente, hay que casos en el cual solo una de las personas que componen el noviazgo está interesado en cumplir la Voluntad de Dios, mientras que, por su lado, la otra persona tiene un punto de vista personal de la biblia que daña la relación, e incluso puede llegar a forzar a los demás a seguir su camino.

Una persona con tal descontrol, puede traer toda clase de problemas, como una perdida de que puede llevar a la violación de su pareja.

Una violación es considerada como una fornicación y es un pecado horroroso, claro que esto solo viene del lado del violador, el cual deberá enfrentarse con un castigo divino al morir, ya que la víctima no comete ningún acto por el cual deba arrepentirse, o sentir que ha faltado a su relación con Dios (Deuteronomio 22:25-29).

Cabe aclarar, una violación también puede suceder en un matrimonio, normalmente por que la pareja no se el tiempo suficiente para pasar por cada etapa del noviazgo.

En los casos de violación matrimonial, las medidas divinas son exactamente las mismas, esto debido a que el agresor está yendo en contra de una persona a la que debe amar como se quiere a Dios y a sí mismo (Efesios 5:25-29).

Consejos para evitar tener relaciones sexuales antes del matrimonio

Seguir lo escrito en la biblia y la Voluntad de Dios cada día se ha convertido en algo mucho más complejo para los creyentes cristiano, esto por tener que lidiar con una sociedad que cada día se aleja más de la fe.

Son esos cambios sociales los que si bien no desvían al verdadero creyente, si puede llegar a tentarlos y hacer que se planteen la posibilidad de tener relaciones sexuales antes del matrimonio solo para poder encajar en el mundo terrenal.

Así que por eso dejaremos a continuación una serie de consejos con los cuales los cristianos puedan tener una guía sobre qué hacer para evitar pecar:

No seguir las ideas de los incrédulos

En primer lugar, hay que dejar en claro que Dios cree que los cristianos no deberían dejarse guiar por este mundo terrenal que está lleno de malos deseos (1 Juan 2:17), lo cual incluye a las personas incrédulas que no creen en Dios (Salmos 78:32).

Si bien, no hay que discriminar a estas personas incrédulas ni hacerles daño, ya que son pecadores que serán juzgados por Dios llegado el momento, hay que mantenerse apartados de estas personas, así como su cultura que es algo ajeno al cristianismo, a toda costa por debilitar nuestro lazo con Dios.

De hecho, lo más probable es que sean las personas que tengan alguna relación con un incrédulo los que terminen teniendo relaciones sexuales, e incluso, a aquellos pecadores que buscan redimirse hay que ignorar las peticiones que vayan en contra de los principios del cristianismo, esto sin abandonarlos (1 Corintios 7:12-16).

Seguir las órdenes de los padres

Después de Dios, una de las personas más importantes y recurrentes de la vida de un buen cristiano siempre deben ser sus padres, razón por la cual siempre deben de honrarlos (Efesios 6:2-3).

Es debido a que los padres conocen todos los gestos de sus hijos y las emociones que puede llegar a tener que hay que oír sus consejos y las opiniones que tengan sobre sus hijos.

Estos límites no solo sirven para poder llevar un noviazgo sano, sino para evitar que se caiga en el pecado, ya que aunque se busque evitar a toda costa siempre se puede caer en situaciones que tienten al pecado aunque no se busque directamente.

Pedir ayuda divina

Sin duda, algo que siempre debes tener presente cuando tengas un problema y no sepas como tratar con él es pedirle ayuda a uno de los pastores de tu Iglesia (Mateo 7:7), que es una de las personas más cercanas a Dios.

Aunque el pastor será la persona que te asesore sobre qué hacer para evitar tener relaciones sexuales usando la palabra de Dios, es cierto que el puede equivocarse, pero eso no significa que no recibas otra ayuda divina

Puedes hablar directamente con Dios cuando ores y entres a su reino, que será el momento preciso para pedir ayuda a no caer en el pecado y Él lo recompensará, incluso aunque sus métodos no puedan notarse al instante o a simple vista (Mateo 6:6-8).

¿Por qué la sociedad moderna ha ha tenido tantos problema para seguir lo escrito en la biblia sobre las relaciones sexuales en el noviazgo?

Puede que la sociedad moderna haya querido normalizar varios actos que desde el principio han sido descritos como algo negativo en la biblia, pero el sexo prematrimonial ha sido el más romantizado, teniendo múltiples entidades y medios que lo apoyan, e incluso lo promueven.
Desde el principio de los tiempos, el ser humano ha sido descrito como una persona avara y soberbia (2 Timoteo 3:2-4), argumento por el que muchos teólogos consideran que tener relaciones sexuales antes del matrimonio viene más por un deseo de «ir en contra del sistema» que por querer satisfacer un placer carnal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *