¿Como vivir una Vida de castidad en el Noviazgo Cristiano?

¿Como vivir una Vida de castidad en el Noviazgo Cristiano?

Un noviazgo es una relación previa al matrimonio que sirve como una forma de conocer si la pareja está preparada para un compromiso, el cual resulta en una unión entre dos personas adoradores de la Palabra de Dios, para que no se encuentren solos en ningún momento de su vida (Génesis 2:18).

Si bien, tener un noviazgo no significa que la pareja vaya a terminar casándose, muchas personas deciden vivir una vida de castidad para estar preparados espiritualmente y vivir el resto de la vida con su pareja.

Aprender a cómo vivir una vida de castidad en el noviazgo cristiano les ayuda a ambas partes de la relación a saber la forma en la cual llevarán su matrimonio, es decir con respeto mutuo, amor incondicional y una entrega total el uno por el otro (1 Corintios 7:3-4).

Además, durante el noviazgo la castidad también les sirve a los cristianos a conocer que actos no deberían cometer para no contaminar su cuerpo y apartarse de Dios (Hechos 15:19-20).

¿Cómo se puede vivir la castidad?

Aunque la castidad sea un acto muy importante del catecismo, por tener medidas que ayudan a la pareja a librarse de varios pecados, no existe una forma establecida de cómo o cuándo empezar a vivir una vida en castidad.

En el caso de las relaciones, esta «castidad» que se busca en un noviazgo se refiere específicamente a mantener un corazón y un espíritu limpio y recto ante Dios, siendo su principal función dar un mayor número de normas para evitar el pecado (Salmos 119:11).

Entonces, se puede decir que aquellas personas cristianas que busquen a toda costa no caer en el pecado no harán un gran cambio en su rutina si empiezan a vivir una vida de castidad durante su noviazgo.

De hecho, se puede afirmar que el mayor rasgo que las personas que viven una vida de castidad en pareja, independientemente si sea durante el noviazgo o el matrimonio, es que tendrán a alguien junto a ellos en todo momento que evitará que se alejen del camino de Dios.

Aunque algunos cristianos se niegan a tener un noviazgo casto, o cualquier relación en general, por el hecho de que tendrán que «cargar con los errores de los demás», deben saber que dos personas siempre podrán resistir los males que acaben a un individuo (Eclesiastés 4:12).

¿Cómo se puede guardar la castidad?

Aunque se puede pedir ayuda de otras personas, a fin de cuentas vivir en castidad es una decisión tomada por la pareja, por lo tanto ellos mismos son los que tendrán que hacer valer esta decisión (Salmos 119:9), de forma que su noviazgo pueda evolucionar.

Sin embargo, muchas personas desconocen cómo vivir una vida de castidad en el noviazgo cristiano, por lo que a continuación explicaremos algunos puntos importantes que deben poner a prueba:

Mantenerse juntos

La decisión de vivir una vida de castidad en un noviazgo cristiano es algo que debería ser una decisión de pareja, por lo que ambas partes por igual deben colaborar para cumplir con este objetivo.

Ser un equipo significa estar siempre dispuestos el uno para el otro, tener a una mano que levante al otro cuando se caiga y ayudarse a cumplir metas complicadas, algo muy similar al matrimonio (Eclesiastés 4:9-11).

Reprime el impulso sexual

Hacer el amor es un acto que convierte a un matrimonio en una sola carne y que les crea un lazo que resulta irrompible (Mateo 19:4-6).

Pero, esto es algo que únicamente está permitido durante el matrimonio y cualquier persona que tenga sexo fuera del matrimonio es considerado como fornicación, algo que se considera como un pecado grave (Mateo 15:19).

Rezar el uno por el otro

Uno de los principios básicos que nos enseña la Biblia es la oración, la cual nos sirve no solo para darle gracias a Dios, sino también a hacer peticiones que nos beneficie a nosotros y nuestro entorno (1 Tesalonicenses 5:16-18).

Por lo tanto, aquella pareja que anhele tener una vida juntos deben pedir rezar y orar el uno por el otro para que sea Él quien los guíe en su relación, y les muestre todas las cosas que desconocen (Jeremías 33:3).

Poner a Dios siempre en primer lugar

Puede que las personas necesiten trabajar juntos para poder hacer que su noviazgo funcione y les de pie a un futuro juntos.

Sin embargo, en el centro de todas sus decisiones siempre deben poner a Dios como el centro de su vida y dejarlo tomar todas sus decisiones, incluso si esto significa que tendrán que terminar su noviazgo (Marcos 12:30).

Aunque este punto pueda sonar bastante obvio, pero es cierto que muchas personas se olvidan de esto y ponen a su pareja por delante de Dios.

¿Quién es el modelo para vivir la castidad?

Como ya hemos explicado con anterioridad, no existe una guía exacta de saber cómo vivir una vida de castidad en el noviazgo cristiano y que debe ser algo que trabajen juntos ambas partes de la relación.

Pero, las personas que decidan tomar la decisión de tener una relación casta siempre deben tener en mente a Cristo como un modelo a seguir en esta nueva vida de castidad, revistiéndose de su ser para poder cumplir esta función (Ga 3:27).

Por lo tanto, se puede decir que las parejas pueden ponerse como objetivo tratar de alcanzar el humano descrito por Dios, ya que ser completamente castos es una meta que deben alcanzar, ya sea en esta vida o en la siguiente.

Pero, cabe aclarar, al referirnos que «debemos tratar de ser iguales a Dios» hablamos de imitar su pensamiento usando la Biblia para no cometer ningún pecado, y usar su presencia como una meta, con cuidado de nunca creerse iguales o superiores a Él.

Después de todo, las personas que son arrogantes, avariciosas y altivas son despreciadas por Dios (Proverbios 8:13), además estos mismos son aquellos que no le dan ningún valor a los demás y terminan cometiendo algunos de los mayores pecados (2 Pedro 2:10).

Si en algún momento la pareja tiene problemas para poder adoptar una vida que sea completamente casta, lo mejor que pueden hacer es consultar con el pastor de su Iglesia para que los asesore y los guíe.

¿Cuáles son los actos que faltan a la castidad en un noviazgo?

Si una pareja de novios quieren ser personas castas para el momento en el que se casen, siempre deben tener cuidado de no hacer varios actos que son una falta a este acto y una ofensa para Dios, acciones como son:

  • La masturbación: Aunque este sea una de las leyes más controversiales de la Biblia, acerca de si es correcto o no masturbarse, se nos dice que no existe ninguna tentación dada al hombre que no puedan resistir (1 Corintios 10:13), por lo que aquellos que piensen en «darse placer» constantemente luego de estar con su pareja no son dignos de Dios,
  • La fornicación: Ya hemos explicado muchas veces las razones por las que este acto es completamente inmoral, por lo que solo les decimos que deben a toda costa evitar acciones que puedan incitar este acto.
  • El incesto: Existe un pensamiento erróneo que la Biblia aprueba el incesto, el catecismo nos explica estrictamente como ver la desnudez de un familiar es completamente ilícito en cualquier aspecto sexual (Levítico 18:6-12)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *