¿Cómo elegir pareja según la Voluntad de Dios?

¿Cómo elegir pareja según la Voluntad de Dios?

Un noviazgo es algo de suma importancia para una persona cristiana, ya que para ellos significa que conocieron a una persona con la cual se sienten cómodos y podrían terminar formando una familia con esa persona, si las cosas así lo permiten.

Sin embargo, aunque alguien haga todo lo posible para estar con esa persona, Dios tiene planes divinos por lo que esta relación nunca se consolidará, así que todos los cristianos deberían aprender cómo elegir pareja según la voluntad de Dios.

Reconocer esta elección hecha por la Voluntad de Dios podría describirse como algo fácil y muy difícil a la vez, esto porque Dios hará que el camino de la persona indicada se cruce con él/ella, pero hay que tener la suficiente sabiduría para saber oírlo.

Se podría decir que esa pareja elegida por la Voluntad de Dios es el compañero con el cual pueden pasar el resto de su vida, compartir todas su intimidades y hacer todas las actividades cristianas juntos, como la eucarística.

¿Cómo elegir pareja según la Voluntad de Dios?

Aunque Dios busque unir los caminos de la pareja que desee formar, esto nunca sucederá si una persona es perezosa, la cual nunca alcanza nada a pesar de desear todo (Proverbios 13:4).

Entonces, una persona tiene que colaborar para poder encontrar a esa persona que estará a su lado el resto de su vida, por lo que tiene que conocer ciertos aspectos muy importantes para evitar cometer errores como:

Consejos de varias figuras

Una de las mejores formas de saber si actualmente se tiene una pareja perfecta es obteniendo la opinión de personas cercanas, sobre todo los amigos y familiares, esto ya que ellos son los que conocen el cambio que hacen al estar con su pareja, pudiendo decir si esa relación es buena o mala.

Pero, una de las mejores opciones es hablar con el pastor de la iglesia a la que se asiste, para que esta pueda pedir una señal para descubrir si la relación va a un lado o tienen que terminar.

No precipitarse

Algo que se ha normalizado en el siglo XXI, es la idea de una «relación perfecta» que se crea al instante, razón por la cual hay tantos problemas en los noviazgos modernos.

Así que lo mejor es llevar una relación con calma y cubrir todos los aspectos de un noviazgo poco a poco, de esta manera al cumplir todas las etapas se puede saber con certeza que esta es la pareja elegida por la Voluntad de Dios.

Tampoco está mal que una persona tenga un gran número de rupturas detrás de sí, sin importar su género, en su búsqueda por encontrar una buena relación, siempre que esta se respete a sí mismo y a su pareja.

Atracción

Puede que suene como algo obvio pero, lo más importante para encontrar la pareja que ha sido elegida por la Voluntad de Dios es, sentir atracción por esa persona.

Claro que, hay dos tipos de atracción: la física y la espiritual, mientras la primera se centra en las características del cuerpo, la segunda, que es en la que los cristianos deben enfocarse, es la personalidad de una persona con la cual se pueden sentir cómodos y sientan una verdadera conexión.

No esta mal entablar un noviazgo por una atracción física, ya que esto puede servir como una experiencia a futuro, pero hay que tener cuidado de que no perjudique a nadie y no se excedan ningún límite, después de todo, la maldad y la luz son aspectos que van separados y una persona de bien debe evitar caer en el mal (2Co 6:14).

¿Cómo reconocer la pareja elegida por la Voluntad de Dios?

En el momento que Dios decide que 2 personas estarán juntas, no importan las circunstancias que hayan en el medio, sus caminos se terminarán cruzando, incluso sin darse cuenta.

Aún así, hay que tener mucho cuidado en no creer que una simple atracción es señal de un amor verdadero, ya que existen distintos puntos con los que se puede descubrir si una persona a encontrado su pareja elegida por la Voluntad de Dios, tales como:

Orar a Dios

Una de las mayores recomendaciones de la Iglesia a la hora de tener un noviazgo es ser amigo primero de esa persona, por lo que puedes que Dios haya puesto a esa pareja idónea y ninguno lo ha notado aún, o puede que sean muy tímidos para admitirlo.

Es por eso que si se está en un estado de confusión se pida ayuda a Dios a través de las oraciones para discernir las señales.

Aprender a distinguir la voluntad de Dios

Para los cristianos más adeptos en la Biblia, sabrán que la Voluntad de Dios se puede presentar de distintas formas, desde una situación que coincida con un suceso que estén viviendo hasta una premonición vista en un sueño, con el objetivo de guiar a sus hijos hacia el camino correcto.

Motivo por el cual, los verdaderos deben dejar de creer en las coincidencias y empezar a valorar estas guías, además de tener la sabiduría para saber distinguir entre una señal y un suceso que tengan un significado incomprendido (Isaías 41:23).

Pero, tampoco hay que temer, ya que Dios sabe las capacidades de reconocimiento de cada uno de sus hijos, por lo que cualquiera de las manifestaciones que presente serán entendidas al instante.

Estar listo

Algo que suelen olvidar las personas es el hecho de que su rol como cristianos los vuelve valiosos para Dios, razón por la cual no se necesita de un noviazgo para definir su propio valor.

En realidad, Dios solo buscará cruzar caminos con una pareja ideal en el momento que deje de buscar un noviazgo a la fuerza y acepte a Jesucristo como su máxima prioridad, sólo en ese momento esta persona podrá unirse a su pareja y ser una sola carne (GN 2:24).

¿Se puede encontrar una pareja sin seguir la Voluntad de Dios?

Esa pareja elegida por Dios es algo que Él mismo, con toda su omnisciencia, decidió, así que no hay ninguna posibilidad de negar esta relación ni aunque ambas partes lo intenten y se nieguen a aceptarlo, ya que todos los caminos posibles llevan a una relación.

Puede que exista cierto temor por parte de las personas por el hecho de tener que pasar el resto de su vida con una sola persona, pero no importa la situación por la que pasen esa relación funcionará ya que el tiempo y los caminos de Dios son perfectos (Salmo 18:30).

Además, Dios nunca comete errores (Salmo 147:5) y las personas a las que une se sincronizará a un nivel profundo que hará imposible que esta relación no funcione, por lo que lo mejor que se puede hacer, cuando se confirme que su unión es parte de la Voluntad de Dios, aprovechen todo el tiempo que tengan disponible.

Es necesario dejar bien claro que Dios creó el libre albedrío por una razón, así que la voluntad de una persona puede acercar o alejar esta bendición (Deuteronomio 30:19-20).

Si bien, Dios hará todo lo posible para que una pareja se vuelva uno solo, esto terminará siendo decisión de la pareja si aprovechar su tiempo juntos, o malgastar el tiempo que podrían pasar amándose.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *